ACTUALIZACIÓN DE ENTRADAS: La religión grecorromana. - (19-I-2017)

La I Guerra Mundial


“[…] Según comunican de Sarajevo, capital de Bosnia, en dicha población han sido hoy víctimas de un atentado criminal el archiduque heredero del Trono de Austria, Francisco Fernando, y su esposa, la condesa Choteck de Chotkowa, duquesa de Hohenberg [...] Aunque [...] Faltan muchos pormenores relativos a la forma en que se perpetró el atentado, el relato telegráfico desde Sarajevo da idea muy completa de toda la magnitud de la tragedia [...] Una vez terminada la recepción, el archiduque Francisco Fernando y la condesa Sofía volvieron a ocupar el automóvil para trasladarse a Konak [...] De repente, un joven empuñando una pistola Browning llegó hasta el automóvil e hizo cinco disparos, primero sobre el archiduque y después sobre su esposa [...] los dos heridos fueron trasladados a Konak, en donde se les prodigó todo género de auxilios. Desgraciadamente, todo ello resultó inútil, y los dos esposos [...] fallecieron a los pocos momentos de llegar a Palacio [...] Llámase el agresor Princip, tiene diecinueve años, es estudiante del último del Liceo [instituto] y es natural de Grahovo [...].” ABC, 29 de junio de 1914.

Esquemas de la I Guerra Mundial

"A través de las calles de Europa aparecía cada pueblo con su pequeña antorcha, y ahora ahí esta el incendio [...] La política colonial de Francia, la política hipócrita de Rusia y la brutal voluntad de Austria han contribuido a crear la situación terrible en la que nos encontramos.
Europa se debate en una gran pesadilla [...] Ciudadanos, a pesar de todo, y os digo ésto como una especie de desesperación, no hay más que una posibilidad de mantener la paz y de salvar la civilización, desde el momento en que estamos amenazados de muerte y salvajismo, la de que el proletario reúna todas sus fuerzas, y que todos los proletarios, franceses, ingleses, alemanes, italianos, rusos, pidamos a esos millones de hombres que se junten para que el latido unánime de sus corazones aleje la horrible pesadilla". JAURES, J.Discurso en Lyon, 23 de julio de 1914.



"Tanto en Francia como en Alemania se esperaba que las batallas serían luchadas y ganadas en unas pocas semanas. Se pensaba que las reservas de equipo y municiones de tiempo de paz bastarían para las necesidades estratégicas que llevarían a la victoria. El resultado en Francia de este notable optimismo fue que, el 15 de septiembre, después de 30 días de operaciones, los stocks estaban medio vacíos y los arsenales disponían sólo de 120.000 proyectiles para cañones de 75 mm. Si en octubre las reservas de tiempo de paz no se hubieran agotado virtualmente al mismo tiempo en ambos lados, la carencia de municionamiento hubiera dado a uno o a otro la decisión vanamente buscada en el campo de batalla. Durante los dos primeros años, los cañones de un calibre fueron abastecidos únicamente a expensas de los de distinto calibre. Hasta 1917 no pudo la producción atender más o menos eficientemente a la demanda del campo de batalla. En lugar de 50.000 empleados, se tomaron 1.600.000 en las fábricas destinadas a la defensa y, a estos obreros, hay que añadir los que en Estados Unidos trabajaban directa o indirectamente en apoyo de los aliados [Hundimiento del Lusitania]. Los ministros y sus consejeros militares creían que estaban llevando a cabo una guerra «como otra cualquiera», esperando que su desenlace se determinara en unas pocas batallas de aniquilamiento. En realidad, había entregado a los pueblos de sus naciones a un largo proceso de desgaste." ARON, R., Un siglo de guerra total.


¿Cómo empezó la Iª Guerra Mundial?

“Una y otra vez quiero deciros algo: vosotros, que permanecéis en la patria, no olvidéis cuán horrible es la guerra. No dejéis, de rezar. Actuad con seriedad. Abandonad toda superficialidad. Arrojad de teatros y conciertos a los que ríen y bromean mientras sus defensores sufren y se desangran y mueren. De nuevo he vivido durante tres días (del 1 al 4 de enero) la más sangrienta y horrible batalla de la historia, a doscientos metros del enemigo, en una trinchera provisional excavada a toda prisa. Durante tres días y tres noches han caído granadas y más granadas: estallidos, silbidos, sonidos guturales, gritos y gemidos ¡Malditos aquellos que nos condujeron a esta guerra!”. Carta de un estudiante alemán desde el frente; enero de 1915.

 
Esquemas de la Iª Guerra Mundial y del Tratado de Versalles

“El proletariado socialista ha luchado durante largos años contra el militarismo. Pero los partidos socialistas y las organizaciones obreras de algunos países, pese a haber contribuido a la elaboración de estas decisiones, se han desentendido, desde el comienzo de la guerra, de las obligaciones que aquellas implicaban.
¡Proletarios!.
Desde el desencadenamiento de la guerra habéis puesto todas vuestras fuerzas, todo vuestro valor y vuestra resistencia al servicio de las clases poseedoras para mataros los unos a los otros. Es necesario que hoy volváis al campo de la lucha de clases y actuéis por vuestra propia causa, por el sagrado objetivo del socialismo, por la emancipación de los pueblos oprimidos y de las clases sometidas”. TROTSKY, L., Manifiesto de Zimmerwald, 7 de septiembre de 1915.


Fotos de la Iª Guerra Mundial

“A lo largo de 1917, la práctica totalidad de las naciones europeas comprometidas en la guerra atravesó serias dificultades de orden político planteadas por causas económicas, sociales y militares. [...] En Francia el problema no era solamente político y económico, sino también militar. Los años de guerra de trincheras habían agotado la moral del ejército francés. Demasiado cercanos a la retaguardia como para no darse cuenta de su mísera condición, los soldados galos habían ido incubando un resentimiento que se plasmó en los motines de 1917. [...] Durante la primavera de 1917, [...] comenzaron a producirse motines en algunas unidades francesas. Pronto se extendieron por el frente. Los soldados protestaban por la forma en que se conducía la guerra, en la que eran sacrificados sin beneficio, y se negaban a combatir. El peligro de un desmoronamiento del frente era evidente. En noviembre, dimitió el gobierno Painlevé y le fue confiado el poder a Georges Clemenceau. Asustado por lo que creía un movimiento revolucionario, el jefe del gobierno procedió a abortarlo por dos procedimientos. Primero desató una despiadada represión no sólo contra los amotinados (554 condenas a muerte, de las que se ejecutaron 49), sino también contra los socialistas que habían abandonado la Unión Sagrada y contra los pacifistas en general. Luego, sustituyó al desprestigiado Nivelle por Pétain, quien detuvo las costosas e inútiles ofensivas”. GIL PECHARROMÁN, J., La Gran Guerra.


Mapas de Europa antes y después de la guerra
“No estamos en contra del pueblo alemán, sino del despotismo militar de Alemania. Debemos combatir para salvaguardar la democracia [...]. Resulta terrible lanzar a este grande y pacífico pueblo a una guerra, la más terrible y desastrosa que jamás haya existido, puesto que en ella se ventila la existencia de la misma civilización. Pero el derecho es más valioso que la paz, y nosotros vamos a combatir por aquellas cosas que siempre han sido más caras a nuestros corazones: por el derecho que tienen los gobernados a que se oigan sus voces en el propio gobierno, por los derechos y libertades de las pequeñas naciones y por una organización basada en el derecho, integrada por una cordial alianza entre los pueblos libres, que ofrezca paz y seguridad a todas las naciones y dé, finalmente, la libertad al mundo [...].” Declaración del presidente Wilson en el Congreso de los Estados Unidos, 2 de abril de 1917.


El último día de la I Guerra Mundial

Austria-Hungría experimentó una prolongada crisis militar a partir de 1915. Los rusos ocuparon Galitzia y los italianos (que entraron en guerra ese mismo año, en virtud del Tratado de Londres) empezaron a amenazar su frontera sur. Los intentos de negociar un armisticio separado con los aliados fracasaron estrepitosamente y el Imperio pasó a depender totalmente de Alemania para su supervivencia militar. Mientras tanto, el proceso normal de Gobierno estaba fuertemente perturbado en el interior porque el bienintencionado pero inexperto emperador Carlos se mostró pronto incapaz de mantener los lazos constitucionales de la monarquía, los eslavos habían sido fuertemente perturbados por la implantación de la ley marcial y la conversión de los territorios en zonas militares. Incluso los argumentos económicos para mantener unida la monarquía se estaban desgastando con gran rapidez. Toda la cuenca del Danubio estaba arruinada por una serie de malas cosechas y por el bloqueo de los aliados. Como consecuencia, cada una de las partes del Imperio se veía forzada a la autarquía económica. Para mayor desgracia, la revolución de marzo de 1917 disipó el espantajo de la opresión zarista y alivió así los eslavos dependientes del imperio austriaco de uno de sus más grandes temores. El Gobierno Provisional de Rusia alentó de hecho el separatismo dentro del imperio de los Habsburgo al reconocer «el derecho de las naciones a decidir sus propios destinos». La revolución bolchevique de octubre de 1917 confirmó esta política y la puso en práctica el retirarse de la zona. La otra fuerza de cohesión que había sobre el terreno era la influencia alemana. Alemania fue derrotada en noviembre de 1918. No es ninguna casualidad que la inminencia de esta derrota acelerase el resquebrajamiento austrohúngaro. Cuando el emperador Carlos abdicó (11 de noviembre), Austria-Hungría ya no existía.” LEE, S. J., Aspectos de la historia europea.

1ª guerra mundial from tonicontreras


ENLACES RELACIONADOS: La I Guerra Mundial por ClíoFirst World War [english];  LibrosvivosSMHistoria siglo 20L. J. Sánchez Marco en el ITE; KairosHistoriawebBBC [english]; IES Bachiller Sabuco de Albacete; WikipediaPlaneta Sedna; y blog La Gran Guerra 1914-1918.
Propaganda en la IGM (carteles y postales), por Propaganda Postcardsof the Great War [English], J. L. Trujillo, y Allposter. Práctica de Carteles de la IGM.
Tema: La I Guerra Mundial.
Documentales "El heroico cinematógrafo"; "Cavando trincheras"; la serie "The first world war" [english]; "El genocidio armenio"; la serie "La primera guerra mundial en color"; "Secretos de la primera guerra mundial"; capítulos 1 y 2 de la serie Guerra subterránea; "Muerte al amanecer""Batalla de Ypres, el infierno de gas"; capítulos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10 de la serie Historia de la I GM; "La batalla del Somme" de la serie En la línea de fuego"Los pilotos de la I Guerra Mundial"; "La primera Navidad en las trincheras"; "Francisco José y la I Guerra Mundial""La vida en las trincheras"; y "La jihad del kaiser" de la serie La guerra santa; y vídeos evolución de la guerra sobre mapa, por Profesor Francisco; grandes batallas, por Artehistoria; debate "La primera guerra mundial" del programa Para todos la 2 de Rtve; y "El tratado de Versalles" fragmento de la serie Las aventuras del joven Indiana Jones.
Podcast de Pasajes de la Historia de J. A. Cebrián "Mata Hari""El barón rojo" y "Lawrence de Arabia"; audiodocumentales "Mata Hari", "La guerra de las trincheras" partes 1 y 2; "Batalla de Gallipoli", y "11 de noviembre de 1918"; y de Histocast "IGM: Imperialismo, alianzas y planes de guerra""IGM: Guerra naval" y "IGM: Guerra Aérea".
España y la I Guerra Mundial por AlmedrónArteHistoria y Wikipedia; reportaje "Alfonso XIII, redentor de cautivos" del programa Paisajes de la Historia de Rtve; y PONCE MARRERO, J.: La neutralidad española durante la primera guerra mundial: nuevas perspectivas. La gripe española por Wikipedia y Galeón; y documental "La gripe de 1918".
Tratados de Paz: Tratado de Brest-Litovsk, por Wikipedia y SABATIER, G. (2001): Tratado de Brest-Litovsk de 1918: frenazo a la revolución; y Conferencia de París por ClíoHistoria siglo 20, y Wikipedia.
Powerpoint Carros de combate de la Iª Guerra Mundial por F. L. Moya Pérez.
Alemania paga sus últimas deudas de la I Guerra Mundial; Público, 03-10-2010.
Actividades: Emparejamientos 1234 y 5; test 1 y 2; sitúa en columnassopa de letras; y cazas del tesoro 1 y 2.
Cine: Armas al hombro (1918); Senderos de gloria (1957); Las aventuras del joven Indiana Jones (1992-1996); Largo domingo de noviazgo (2004); y Feliz Navidad (2005).
GARCÍA SEBASTIÁN, M. y GATELL ARIMONT, C. (2008): Demos 4, Castilla y León [texto impreso] Ciencias Sociales, historia Educación secundaria, cuarto cursoVicens Vives, Barcelona, p. 123.