ACTUALIZACIÓN DE ENTRADAS (05-IX-2017)

La Revolución Industrial




“La Revolución industrial inglesa fue precedida, por lo menos, por doscientos años de constante desarrollo económico [...]. Las principales condiciones previas para la industrialización ya estaban presentes en la Inglaterra del siglo XVIII o bien podían lograrse con facilidad [...]. Hacia 1750 es dudoso que se pudiera hablar con propiedad de un campesino propietario de la tierra en extensas zonas de Inglaterra y es cierto que ya no se podía hablar de agricultura de subsistencia [...]. El país había acumulado y estaba acumulando un excedente lo bastante amplio como para permitir la necesaria inversión en un equipo no muy costoso, antes de los ferrocarriles, para la transformación económica. Buena parte de este excedente se concentraba en manos de quienes deseaban invertir en el progreso económico [...]. Además Inglaterra poseía un extenso sector manufacturero altamente desarrollado y un aparato comercial todavía más desarrollado [...]. El transporte y las comunicaciones eran relativamente fáciles y baratos, ya que ningún punto del país dista mucho más de los 100 km. del mar, y aún menos de algunos canales navegables [...]. Esto no quiere decir que no surgieran obstáculos en el camino de la industrialización británica, sino sólo que fueron fáciles de superar a causa de que ya existían las condiciones sociales y económicas fundamentales, porque el tipo de industrialización del siglo XVIII era comparativamente barato y sencillo, y porque el país era lo suficientemente rico y floreciente para que le afectaran ineficiencias que podían haber dado al traste con economías menos dispuestas.” HOBSBAWM, E. (1988): Industria e Imperio.

Esquema y Mapa expansión de la Revolución Industrial

“Los vagones eran arrastrados inicialmente por tiros de caballos y, posteriormente, se les sumaron máquinas, pero esos motores eran tan pesados y tan poco perfeccionados que apenas si producían el vapor suficiente para proporcionar una velocidad de 4 a 5 millas por hora. De haber sido inevitable, semejante lentitud hubiese limitado de forma considerable a la utilidad del ferrocarril. [...] Fue en 1830, con la inauguración del tramo de ferrocarril de Manchester a Liverpool, cuando se adaptaron por primera vez las nuevas calderas a las locomotoras. Desde el primer momento alcanzaron una velocidad que rebasaba con creces todo lo que anteriormente había sido considerado posible. [...] A partir de ese momento, el servicio cobró un auge maravilloso: ya no fueron utilizados únicamente para el transporte de mercancías. El nuevo sistema de propulsión duplicaba su utilidad, y la rapidez del desplazamiento pronto atrajo un número de viajeros que superaba considerablemente todos los cálculos que se habían tratado de establecer acerca del incremento probable que experimentaría el tráfico.” SEGUIN, M. (1839): De l’influence des chemins de fer et de l’art de les tracer et de les construire.

Revolución Industrial, por Academiaplay

“Trabajo en el pozo de Gawber. No es muy cansado, pero trabajo sin luz y paso miedo. Voy a las cuatro y a veces a las tres y media de la mañana, y salgo a las cinco y media de la tarde. No me duermo nunca. A veces canto cuando hay luz, pero no en la oscuridad, entonces no me atrevo a cantar. No me gusta estar en el pozo. Estoy medio dormida a veces cuando voy por la mañana. Voy a escuela los domingos y aprendo a leer. [...] Me enseñan a rezar [...] He oído hablar de Jesucristo muchas veces. No sé por qué vino a la tierra y no sé por qué murió, pero sé que descansaba su cabeza sobre piedras. Prefiero, de lejos, ir a la escuela que estar en la mina.” Declaraciones de la niña Sarah Gooder, de ocho años de edad. Testimonio recogido por la Comisión Ashley para el estudio de la situación en las minas, 1842.
“Hoy, todas nuestras operaciones se inspiran en estos dos principios: ningún hombre debe tener que hacer más de una cosa; siempre que sea posible, ningún hombre debe tener que pararse [...]. El resultado neto de la aplicación de estos principios es reducir en el obrero la necesidad de pensar y reducir sus movimientos al mínimo [...]. El hombre no debe tener un segundo menos de lo que necesita, ni un segundo más [...]. El hombre que coloca una pieza no la fija: la pieza no puede estar completamente fijada hasta que no intervengan más obreros. El hombre que coloca un perno no coloca la tuerca. El hombre que coloca la tuerca no la atornilla”. FORD, H. (1925): Mi vida y mi obra.

 

Infografías sobre la máquina de vapor y la fábrica


“Fundada en 1870 por D. Rockefeller en la ciudad de Cleveland y con un capital de un millón de dólares, Rockefeller, para eliminar competidores, adoptó una política indirecta; la del control de los transportes mediante la compra de compañías ferroviarias y de navegación.
Desde 1872 gracias a su filial ferroviaria […] Logró el monopolio del transporte del petróleo [...]. Algunas de las compañías integradas dificultaban algunas gestiones y maniobras financieras. Para evitar estas dificultades, Rockefeller decidió crear una estructura nueva y genuina: el trust. Mediante una convención, las acciones de todas las compañías quedaban asociadas en manos de un consejo de nueve personas. Con ello guardaba la dirección efectiva del enorme organismo, que se llamaba ahora Standard Alliance Oil Co. Of Ohio, sin oposición alguna [...].” VÁZQUEZ DE PARGA, V.: Historia económica mundial.

View more presentations from claseshistoria

Documentales "Motor de cambio" de la serie Imperios: Imperio Británico; "El siglo de la máquina"; "Nueva York industrial" de la serie La cara sucia de las ciudades; "Victoria a la máquina a vapor"; capítulos "El mundo material", "Maravillas de fábrica", "En marcha", "Medicina moderna", "Maquinaria militar" y "Vida urbana" la serie "¿Qué hizo la revolución industrial por nosotros?"; "Ferrari 599" de la serie Megafactorías; "La primera locomotora"; y vídeos "Desarrollo del ferrocarril en Europa""Los inventores del mundo moderno" del programa Redes de Rtve; "Stephenson a todo vapor" de la serie Érase una vez... los inventores; y "La cadena de montaje según Chaplin"
Podcast de Pasajes de la Historia de J. A. Cebrián "Nikola Tesla vs Thomas Alva Edison"; y "La revolución industrial" con capítulos Introducción, revoluciones demográfica y agrícola, leading sectors y rev. transportes, y rev. financiera y social de Lecciones de Historia por Docente de Historia.
Actividades: Test 1, 2, 3456, 7 y 8; empareja conceptos; crucigrama; rellena los huecosautoevaluaciónmáquinas e inventos; y caza del tesoro.
PRÁCTICA "Inventos y descubrimientos de la Iª-IIª Revolución Industrial"ficha de la actividad y juego interactivo en Educaplay.
Cine: Tiempos modernos (1936).
FUENTESClasesHistoriaProfesor Francisco; y Charles Dickens y su tiempo por El castillo del cabo brumoso.
GARCÍA SEBASTIÁN, M. y GATELL ARIMONT, C. (2008): Demos 4, Castilla y León [texto impreso] Ciencias Sociales, historia Educación secundaria, cuarto curso, Vicens Vives, Barcelona, p. 48.