ACTUALIZACIÓN DE ENTRADAS: La religión grecorromana. - (19-I-2017)

Entreguerras: la Democracia en crisis



"Cuando llegaron al poder dictadores como Primo de Rivera, Pilsudski, [...], Metaxas, Calinescu, Antonescu, Stojadinovic y Salazar, mostraron temor a la movilización de masas, pues su toma del poder era, en cierto modo, una acción defensiva contra la politización incontrolada. Mas todos ellos se dieron cuenta muy pronto de que las bayonetas y los decretos no bastaban como instrumentos exclusivos de gobierno en países que habían pasado por la experiencia, breve pero a veces intensa, de un proceso de politización, aunque lo hicieron como un medio de moldear y manipular la opinión pública. Sus instrumentos fueron partidos políticos [...] A diferencia del Fascismo y el Nazismo, esos partidos no se utilizaron para la toma del poder, sino que se concibieron como medios de conservarlo. […] Eran [...] dictadores fundamentalmente conservadores que desconfiaban de la extrema derecha radical tanto como de la democracia de masas, pero que no podían o no deseaban apoyarse en dictaduras pura y simplemente militares.” BEN AMI, S.: Las dictaduras de los años veinte. En Europa en crisis, 1919-1939.
“El Fascismo parece ser una especie de respuesta a la crisis estructural y coyuntural que azota a las sociedades capitalistas europeas en el periodo de Entreguerras. El Fascismo se presenta, por tanto, como un arma de combate, que se pretende absoluta, en la lucha contra las clases explotadas. El Fascismo propone los principios de una estrategia política: liquidación total y definitiva del movimiento obrero mediante la destrucción del bolchevismo, instauración de un Estado Totalitario conservando un orden jerárquico inexorable que aplaste definitivamente a las masas, con intenciones de expansión imperialista declarada y justificada. El Fascismo propone una solución radical frente al comunismo, y significó una nueva y aterradora realidad para las clases explotadas.” BOURDERON, R. (1982): Fascismo. Ideología y práctica.

 
Esquemas Periodo de Entreguerras

“Siendo antiindividualista, el sistema de vida fascista pone de relieve la importancia del Estado y reconoce al individuo sólo en la medida en que sus intereses coinciden con los del Estado. Se opone al Liberalismo clásico que surgió como reacción al Absolutismo y agotó su función histórica cuando el Estado se convirtió en la expresión de la conciencia y la voluntad del pueblo. El Liberalismo negó al Estado en nombre del individuo; el Fascismo reafirma los derechos del Estado como la expresión de la verdadera esencia de lo individual. La concepción fascista del Estado lo abarca todo; fuera de él no pueden existir, y menos aún valer, valores humanos y espirituales. Entendido de esta manera, el Fascismo es Totalitarismo, y el Estado fascista, como síntesis y unidad que incluye todos los valores, interpreta, desarrolla y otorga poder adicional a la vida entera de un pueblo [...]. El Fascismo, en suma, no es sólo un legislador y fundador de instituciones, sino un educador y un promotor de la vida espiritual. No intenta meramente remodelar las formas de vida, sino también su contenido, su carácter y su fe. Para lograr ese propósito impone la disciplina y hace uso de su autoridad, impregnando la mente y rigiendo con imperio indiscutible. […] Ante todo, el Fascismo, en lo que concierne en general al futuro y al desarrollo de la Humanidad, y dejando aparte toda consideración de política actual, no cree en la posibilidad ni en la utilidad de la paz perpetua. Por esa razón rechaza el pacifismo, el cual en el fondo esconde una renuncia a la lucha y una cobardía ante el sacrificio. Únicamente la guerra lleva a su punto máximo de tensión todas las energías humanas e imprime un sello de nobleza a los pueblos que poseen la valentía de enfrentarse a ella. Las restantes experiencias son sólo sucedáneos que no colocan nunca al hombre frente a él mismo, ante la alternativa de la vida o la muerte. Es por ello que una doctrina que parta del postulado previo de la paz es ajena al Fascismo. Así como son ajenos al Fascismo, aunque se hayan aceptado por lo que puedan tener de útiles en ciertas situaciones políticas, todas las construcciones internacionales y societarias [Sociedad De Naciones], las cuales, como bien ha demostrado la Historia, pueden disgregarse en el viento en cuanto que ciertos elementos sentimentales, ideales o prácticos, agitan el corazón de los pueblos." MUSSOLINI, B. (1932): La doctrina del Fascismo [pdf].
“Cuando, por medio de la creación de la Milicia, guardia armada del Partido y de la Revolución y por la constitución del Gran Consejo, órgano supremo de la Revolución, se golpeó con un sólo golpe la práctica y la teoría del Liberalismo, entonces nos metimos definitivamente por la vía de la Revolución. Hoy estamos enterrando el liberalismo económico. El Corporativismo desempeña en el terreno económico el mismo papel que el Gran Consejo y la Milicia han desempeñado en el plano político. El Corporativismo es la economía disciplinada y por consiguiente, controlada, porque no es posible una disciplina sin control. El Corporativismo supera al Socialismo y al Liberalismo, creando una síntesis nueva. He aquí un hecho sintomático, sobre el que se ha reflexionado muy poco: la decadencia del capitalismo coincide con la decadencia del socialismo. Todos los partidos socialistas de Europa están por los suelos. Y no me refiero sólo a Italia y Alemania, sino también a otros países.” MUSSOLINI, B. (1933): Discurso sobre el Estado corporativo.


El Fascismo en color

“Nosotros, los jóvenes [de entonces] no nos habíamos adherido al Fascismo. Nacidos dentro de él, esto nos había eximido de la elección. En todas nuestras casas había ancianos que añoraban y exaltaban la Italia liberal de los «notables», su rigor administrativo, sus correctas finanzas, la lira y su agio [lucro] sobre el oro, etc. Pero eran viejos, viejo era su lenguaje [...]. Para nosotros, la Liberaldemocracia era la impotencia, el desorden, las divisiones sectarias y, por último, la deserción y la rendición. Tal vez este sumario juicio de condena no era del todo desinteresado. Nos permitía abandonamos con la conciencia tranquila al Fascismo, que, en el fondo, era la solución más cómoda. El Fascismo era, por el momento, el gregarismo querido a todos los jóvenes, el uniforme militar, las reuniones y asambleas, el coro, el deporte, las excursiones al mar y a la montaña; y para el mañana inmediato, una carrera segura ampliamente favorecida. El entusiasmo es fácil si, además, procura beneficios.” MONTANELLI, I. y M. CERVI, M. (1982): La Italia lictoria.


 
Esquemas Fascismo y Nazismo


“El fin supremo del Estado racista debe ser el asegurar la conservación de los representantes de la raza primitiva, creadora de la civilización que hace la belleza y el valor de una humanidad superior. El Estado racista habrá cumplido su papel supremo de formador y educador cuando haya grabado en el corazón de lo juventud que le ha sido confiada el espíritu y el sentimiento de la raza. Es preciso que ni un solo muchacho o muchacha pueda dejar la escuela sin estar plenamente instruido de la pureza de la sangre y de la necesidad absoluta de mantenerla pura [...]. El Reich alemán, como Estado, tiene que abarcar a todos los alemanes e imponerse la misión, no sólo de cohesionar y de conservar las reservas más preciadas de los elementos raciales originarios de este pueblo, sino también lo de conducirlos, lenta y firmemente, a una posición predominante [...] La existencia de tipos humanos inferiores ha sido siempre una condición previa esencial para la formación de civilizaciones superiores [...]. La política exterior del Estado racista tiene que asegurar a la raza que abarca ese Estado los medios de subsistencia, estableciendo una relación natural, vital y sana, entre el aumento de su población y la extensión y la calidad del suelo que habita [...]. Sólo un territorio suficientemente amplio puede garantizar a un pueblo la libertad de su vida [...].” HITLER, A. (1925): Mi lucha [pdf].
"¡Clases medias, escuchad! ¡Votad por la lista de Adolf Hitler! Desde hace años el sistema funciona a expensas de las clases medias artesanales y comerciantes. Las clases medias y el campesinado eran uno de los pilares más sólidos del Estado. Pero con el ascenso del Marxismo y del Capitalismo financiero, esas clases quedaron cada vez más atrapadas. A pesar de que fueron, entre todas las clases sociales, las que hicieron los más grandes sacrificios durante la guerra, la inflación les arrancó sus últimos bienes. [...] La idea del nacionalsocialismo es la única que posee la fuerza necesaria para emprender el buen camino, para salvar a nuestro pueblo y no dejarse detener por ningún obstáculo. Las clases medias pueden ganarlo todo o perderlo todo." Vólkischer Beobachter (El observador popular), 31 de julio de 1932.


“A tenor del articulo 48, párrafo segundo de la Constitución del Reich, y con objeto de impedir los actos de violencia comunistas que ponen en peligro la existencia del Estado, se decreta con carácter de ley lo siguiente: 1-. Quedan derogados hasta nueva orden los artículos 114, 115, 117,118, 123, 124 y 153 de la Constitución alemana. Por consiguiente, se puede coartar la libertad personal, el derecho de libre expresión del pensamiento, incluida la libertad de prensa, de reunión y asociación: intervenir las comunicaciones postales, telegráficas y telefónicas; disponer registros domiciliarios y confiscaciones, así como limitaciones de la propiedad, también más allá de los límites fijados en estos artículos. […] 5-. Incurrirán en la pena de muerte los reos de los delitos castigados con cadena perpetua por el Código Penal en sus artículos 181 [alta traición], 229 [envenenamiento], 307 [incendio], 311 [explosión], 312 [inundación], 315 número 2 [descarrilamientos] y 324 [epidemia]. Con la pena de muerte, o si hasta la fecha no está establecido un castigo superior, con la de cadena perpetua o de presidio hasta quince años, será castigado: 1° Quien intentare dar muerte al presidente del Reich […].” Decreto-ley del presidente del Reich para la protección de la nación y el Estado. 28 de febrero de 1933.

Mapa sistemas políticos de Europa durante Entreguerras

“Creedme, algunas patadas bien dadas serian suficientes para desparramar, como a una bandada de gorriones, a nuestros «eminentes» representantes. Si tienen mucho aprecio por sus estómagos que son insaciables, tienen mucho más amor por la integridad de su querida piel. […] a la república parlamentaria [IIIª República Francesa] e individualista que divide y que corrompe, es necesario sustituirla por una república corporativa y familiar. Nosotros no retrocederemos ante la ilegalidad.” DORGERES, H. (1935).
“El concepto de individuo, que constituye el fundamento filosófico equivocado del régimen actual, y que fue generado por las catastróficas ideologías de los siglos XVII y XVIII, debe ser sustituido por el concepto de ser humano […]. El ser humano no se realiza reduciéndolo todo a un individualismo vano y egoísta, sino al contrario, renunciando a sí mismo y volviéndose parte de la comunidad […]. El Estado debe servir a la comunidad del pueblo. El papel del Estado es el de servir al bienestar común, manteniendo la paz entre los ciudadanos y promoviendo la prosperidad pública. El papel del Estado es el de vigilar, estimular o frenar, según las necesidades y las circunstancias […]. La actual congestión del Estado debe ser aliviada, de modo que se halle en condiciones de cumplir con mayor libertad y de manera más eficaz las funciones que le son propias. […] el programa de Rex es familiar, profesional, cultural, lingüístico y nacional." DENIS, J. (1936) Los fundamentos de la doctrina rexista.



Democracias y Totalitarismos from MUZUNKU

MATERIAL RELACIONADO: Periodo Entreguerras por IES Bachiller Sabuco de Albacete, Kairos 1 y 2, Historia siglo XX, J. C. Ocaña, WikipediaArteHistoria y Santillana.
Características generales de los Estados Totalitarios, por IES Bachiller Sabuco.
Dictaduras Europeas de Entreguerras; StalinismoFascismo Internacional; Fascismo Italiano por Wikipedia, ArteHistoria e IES Bachiller Sabuco; Nazismo por WikipediaArteHistoria e IES Bachiller Sabuco; y Franquismo.
Causas de la crisis de las democracias durante el periodo de Entreguerras. Documentales "La tercera ola: Fascismo en la escuela""La nueva Alemania" de la serie El mundo en guerra; "El tercer Reich" en capítulos 1 y 2; "El ataque" de la serie Apocalipsis: la segunda guerra mundial; "Hitler, una biografía"; "Hitler, el lobo" de la serie La segunda guerra mundial"El fascismo ordinario"; "Hitler y Mussolini, una amistad brutal"; capítulos 1 y 2 de "Mussolini-Hitler: la ópera de los asesinos"; "Mussolini" de la serie Biografías; "Las dos muertes de Mussolini""Salazar" de la serie Políticos portugueses; debates "¿Qué habría pasado si el partido nazi no hubiera ganado las elecciones de 1933?" y "Mussolini y España" del programa Para todos la 2 de Rtve; y vídeos "La dictadura de Primo de Rivera""Utopias totalitarias en el cine", "Fascism and Balilla""Opera Nazionale Balilla""Discursos de Mussolini" y "Discurso final de El gran dictador".
Podcast
Entradas conectadas temáticamente: La Revolución Rusa y la URSSEl crack del 29 y la Gran Depresión y La Dictadura de Franco.
Actividades: Test 12, 34 y 5; Crucigramas 1 y 2; Emparejamientos 1, 2, 3 y 4Sopa de letras; y Completa textos históricos 1 y 2.
Cine: El triunfo de la voluntad (1935); El gran dictador (1940); Stalin (1992); Hitler, el reinado del mal (2003); Good (2008); La ola (2008); y Vincere (2009).
FUENTESClasesHistoriaIES La MarinaSMProf. Francisco y J. A. Mora Fernández.